Remachado

Remachado

El remachado es un proceso de ensamblaje mediante el cual se utiliza una fusión controlada y un cambio de forma de un pivote, aleta o protrusión plástica, para bloquear o fijar un componente. El pivote atraviesa un agujero en el componente a fijar. Se aplican vibraciones al pivote para que funda y rellene una cavidad en el sonotrodo. La progresiva fusión del material bajo una, generalmente pequeña pero continua, presión forma la cabeza del remache.

Las ventajas del remachado son múltiples entre las que podemos destacar: ciclo de trabajo corto, ensamblajes rígidos, eliminación de tornillos y pernos, repetitividad de resultados y diseño simple.